La OMIC de Aracena hace balance de su servicio en el Día Mundial del Consumidor

Descargar Pdf

El Día Mundial de los Derechos del Consumidor se celebra cada 15 de marzo para poner de manifiesto todos aquellos derechos que tenemos los ciudadanos como consumidores a la hora adquirir bienes y servicios, derechos por los que la Oficina de Información al Consumidor del Ayuntamiento de Aracena trabaja diariamente desde hace 30 años.

El pasado 2017 este servicio municipal atendió un total de 763 consultas y medió para resolución en un total de 191 expedientes de reclamación. Respecto a la formación y educación permanente de los ciudadanos como consumidores y usuarios, además de las campañas puntuales que se dirigen cada año a colectivos específicos, la OMIC emite semanalmente un programa de información al consumidor en la emisora comarcal Radio Sierra de Aracena y participa en el espacio 'Agenda Útil' de la Televisión Municipal, Telearacena.  

En cuanto a las consultas y reclamaciones de los consumidores, en los últimos años, el sector de las comunicaciones es el que ha primado, aunque el año 2017 ha destacado por un aumento significativo del sector bancario, principalmente en torno a las denominadas 'claúsulas suelo' y los gastos de constitución de hipoteca, entre las principales preocupaciones de los consumidores aracenenses.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores en el año 1983, conmemorando el discurso dado por el presidente John F. Keneddy el 15 de marzo de 1962 para reconocer al consumidor como un elemento fundamental dentro del proceso productivo. En la Constitución Española de 1978 se hace referencia a la defensa de los consumidores en el artículo 51: los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios y promoverán la información y la educación de los mismos, fomentando sus organizaciones. 

El Ayuntamiento de Aracena cumple ambos deberes a través de una Oficina Municipal consolidada con más tres décadas de servicio ininterrumpido que suponen una garantía para los ciudadanos/consumidores de la localidad.