Finalizan las obras de la Avenida de Andalucía incluidas en el proyecto de restauración de la antigua travesía de la N-433

La intervención ha supuesto una inversión de 366.000 euros

Descargar Pdf

Este mediodía de viernes, 20 de abril, se ha abierto al tráfico el tramo de la Avenida de Andalucía que discurre desde la intersección con la calleja del Pino y la Calle San Rafael hasta la Iglesia de Santa Catalina, en la intersección con Julián Romero conectando con la Calle José Nogales.

Una de las arterias más transitadas de Aracena, ya que corresponde a la antigua travesía de la N-433 y que, por ello, anteriormente ha tenido las condiciones y características propias de una carretera, con asfalto y sin espacio para el tránsito de peatones adecuados. Por tanto, es una actuación que cambia completamente la fisonomía de la antigua travesía y que responde al mismo tratamiento que se ha aplicado a la anterior vía restaurada, la travesía Aracena-Cortegana, que comunicaba el Cabezo y San Pedro.

En este caso, igualmente se ha habilitado una calzada de tres metros y medio, con zonas de aparcamiento y unos acerados amplios para garantizar la comodidad y seguridad de los peatones, adaptándose a la normativa de accesibilidad en la anchura de los acerados y la eliminación de barreras arquitectónicas. Allí donde la anchura de la vía lo ha permitido se han plantado árboles y colocado papeleras de último modelo. Gran parte del trabajo ha correspondido a la urbanización con la instalación de colectores, conducciones de electricidad, agua, telecomunicaciones y todas las redes para los servicios básicos, que quedan también renovadas. En ese aspecto, destacar que uno de los motivos por los que la duración de la obra se ha visto incrementada ha sido por la aparición de antiguos colectores que no estaban documentados por el propio Ayuntamiento y que han aparecido habiéndoles que dar soluciones. La terminación de la vía se ha hecho siguiendo el tratamiento de loseta hidráulica en los acerados y el adoquín, que sustituye al asfaltado, ganando en prestaciones y en estética. Como novedad, los adoquines se han colocado en espiga por sugerencia de un vecino, de forma que se amortigua el ruido en el paso de los vehículos.

En la actuación ha intervenido más de 160 trabajadores de Aracena, con cargo al Plan Municipal de Obras y al Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), en una superficie total de 2.015m² y con una inversión en torno a los 366.000 euros, financiados por fondos municipales y de otras administraciones, como el Estado, la Junta de Andalucía y la Diputación, en el caso de la obra ejecutada con cargo al PFEA.

En la inauguración de la Avenida de Andalucía han estado presentes el alcalde de Aracena, Manuel Guerra, y el concejal de Urbanismo, Carlos García, mostrándose ambos muy satisfechos con el resultado de la actuación. “Estamos ganando en una vía con un tratamiento urbano que ofrece mayor seguridad, comodidad y estética”, ha afirmado Guerra que ha querido agradecer a los vecinos la paciencia que han tenido con esta actuación de larga duración, comenzó el 24 de julio de 2017, cuyo resultado mejora las condiciones para el tránsito, el paseo y la imagen de la ciudad”. La pretensión del Ayuntamiento es que próximamente se pueda acometer un nuevo tramo de esta antigua travesía y, en este año 2018, “nuestro objetivo es culminar esta actuación desde la confluencia de José Nogales con Avenida de Andalucía y la calle Mesones, para llegar así al centro de Aracena”, ha avanzado Guerra.