El XV Mercado del Queso Artesano de Aracena cierra con balance positivo

Esta edición ha sido la más larga de su historia, ampliada a 8 días, la de más participación de queserías, 27 en total, y buena en ventas

Descargar Pdf

El XV Mercado del Queso Artesano de Aracena ha sido escaparate de los mejores quesos de España durante ocho días casi consecutivos del puente de diciembre, del 3 al 11, con un descanso el día 7, en una apuesta del Ayuntamiento por este evento gastronómico que se sitúa ya entre los primeros de Andalucía y el único de estas características de la provincia de Huelva.

La ampliación de días de mercado, dadas las características de este puente, respondía a una petición de los propios queseros y ha permitido una mayor participación de las empresas, aunque el público ha estado más repartido que otros años, con el inconveniente de la lluvia en el primer tramo de puente. El total de degustaciones vendidas en el mercado ha sido de 3750 bonos de diez degustaciones, estando el record en 2015, cuando se vendieron 4600 bonos en cinco días. La jornada de más afluencia en esta edición ha sido el 8 de diciembre, día en que se vendieron 1400 bonos.

El primer fin de semana el público fue principalmente local, fueron muchos los aracenenses que quisieron degustar especialmente las novedades de esta edición entre las que se encontraban peculiaridades como la de los quesos de cabra payoya de la quesería Montealva-Andazul de Cádiz, con su queso azul de cabra único en España que ha sido muy demandado por el público en este mercado, junto a otras novedades como el queso de oveja de Aracena, de Carnicas Segundín, que amplía la oferta quesera del municipio, hasta ahora exclusiva de cabra, representada en esta feria por Monterrobledo.

Galicia, Cantabria, Baleares, Castilla y León, Castilla la Mancha, Extremadura, Aragón y Andalucía han sido las comunidades presentes en esta edición, 27 queserías en total, fabricantes de sus propios quesos artesanales, que han contribuído, un año más, a convertir esta feria en un referente de calidad y tradición.

Entre los nuevos participantes, los quesos de La Mancha venidos de Ciudad Real de manos de la Quesería Saleta, también los de oveja de Villalón, de Valladolid, Sierra Sur de Jaén y los onubenses de Dehesa Dos Hermanas de Santa Bárbara de Casas. Por procedencia y novedad, ha llamado la atención Hircus de Zamora, un queso de leche cruda de cabra curado con ceniza, el picón de cabra curado durante 90 días en una cueva natural de Picos de Europa y el queso dulce con castañas del Bierzo.

Desde que el Pabellón Ferial acoge este mercado el balance de los empresarios es muy positivo en cuanto a organización y comodidades. Este año, además, en el segundo fin de semana, cuando lo permitió el tiempo, se pudo utilizar el espacio al aire libre a las puertas del pabellón, dando más desahogo, si cabe, al evento.

Nueve puestos de artesanía y otros productos gastronómicos de la Sierra de Aracena, como miel, patés, dulces tradicionales, etc., completaron la oferta del mercado, junto al servicio de bar de la ONG Ibermed, que ha trabajado intensamente durante los 8 días para recaudar fondos para los proyectos de salud en Comapa (Guatemala).

A través de bonos de 10 degustaciones a realizar en cualquiera de los puntos de venta por el precio de 5 € se ha facilitado la elección de compra del público, compras por las que se podía optar al sorteo de un lote de quesos, obtenido por un vecino de Sevilla, Manuel Estepa.

Entre las conclusiones del mercado se extrae el apoyo municipal al sector quesero de Aracena, desde el deseo de que la transformación de la leche de cabra y, ahora también, de oveja tenga un mayor desarrollo en el municipio y que surgan más queserías.