El Ayuntamiento elimina los olmos de la subida al Castillo, afectados por la enfermedad de la grafiosis

Descargar Pdf

La arboleda que daba imagen tan característica a la subida al Castillo de Aracena además de aportar sombra en etapas estivales ha tenido que ser eliminada en su totalidad tras estar afectada por una enfermedad incurable. La grafiosis, que está acabando con los olmos prácticamente de toda la península ibérica, alcanzó a los cinco ancianos olmos de la zona alta de Aracena, como ya ocurrió con los del Recinto Ganadero y los de la rotonda de entrada al municipio desde Riotinto, retirados hace meses por los servicios municipales.

Ante el peligro que entrañaban las ramas secas de estos olmos, que podían caer a la calzada en cualquier momento, y tras el diagnóstico fatal del técnico de Medioambiente del Ayuntamiento de Aracena de muerte inevitable de estos ejemplares, se decidió proceder a su eliminación total y sustitución por otras especies más duraderas. Así, el pasado 24 de febrero, se hicieron los trabajos de tala, dificultosos por el gran porte de estos árboles y gran altura, tomando las medidas de seguridad adecuadas para no dañar el mobiliario urbano con la caída de las ramas.

Los árboles eliminados se sustituirán por alisos, una especie de un porte similar y mismo tamaño de hoja que devolverá a la subida al Castillo su aspecto arbolado y la sombra fresca en época de calor. Por otra parte, el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche ha donado al Ayuntamiento ejemplares de otra variedad de olmo resistente a la grafiosis que ya han sido plantados en la ladera del Castillo que da a la calle Colmenitas y en el camino de subida de la Gruta al Castillo.