Distinguido y emotivo acto de entrega de las Medallas de la Ciudad de Aracena

El Ayuntamiento de Aracena distinguió con este título honorífico al físico Rafael Márquez y a la Junta Local de la AECC, que elevan a 10 el número de Medallas concedidas en la ciudad

Descargar Pdf

Las Medallas de la Ciudad de Aracena se enmarcan en la celebración del acto institucional del Día de Aracena, institucionalizado en 2018 tras la concesión de la primera Medalla de la Muy Culta Ciudad en un acto aislado en 2017. Este año, celebrado el domingo 2 de febrero, víspera del día de San Blas, patrón del municipio, en lugar de en la jornada festiva local, como en ediciones anteriores.

El acto, solemne, público y sencillo se celebró en el Teatro Sierra de Aracena, donde previamente se inauguró la Exposición Permanente de Obras de Bordado de Doña Antonia Martín Noja, donadas por expreso deseo de la artista aracenense a su pueblo y que se ubicará provisionalmente en una de las salas del teatro.

Tras la apertura de la muestra, se dio paso al acto protocolario que contó con la asistencia de diputados territoriales de la Sierra y la Cuenca Minera y alcaldesas de los municipios vecinos de Cumbres Mayores, Linares de la Sierra, Hinojales y La Nava. En la presidencia del acto, el Secretario y la Corporación Municipal, a falta de los portavoces del Grupo Popular e Independientes y un concejal del Equipo de Gobierno, que se ausentó por enfermedad.

En primer lugar, se concedió la Medalla de la Ciudad a Don Rafael Márquez Delgado, profesor emérito de la Universidad de Sevilla, nacido en 1929 en Aracena. Catedrático de Física General de la Universidad de Sevilla de amplios méritos, como la Encomienda con Placa de la Orden de Alfonso X, la Medalla de Oro de la Real Sociedad Española de Física y el Premio de Investigación Científica y Técnica Maimónides de la Junta de Andalucía. El panegírico lo ofreció su hijo Rafael Márquez de Aracena quien relató pormenorizadamente sus méritos en el ámbito académico y científico. Un audiovisual biográfico ahondó en sus orígenes 'cebolleros' y contó con la intervención de personalidades del mundo universitario, científico y eclesiástico de Sevilla.

El distinguido, Rafael Márquez, fue distendido en su agradecimiento, con gran sentido del humor, a sus 90 años, y recordó con anhelo su infancia y juventud en Aracena. Márquez afirmó que este reconocimiento es "el más preciado desde el punto de vista sentimental que he recibido".

El alcalde de Aracena, Manuel Guerra, destacó de él sus valores como "persona cordial, respetuosa y discreta, hombre de ciencia con fuertes principios éticos y espirituales, trabajador vocacional e infatigable, que con sus méritos prestigia a Aracena". Además, habló de la necesidad de que "las instituciones que representan a los pueblos alarquen y eleven la mirada para divisar la valía y los logros de aquellos que marcharon a desarrollar sus capacidades sin perder nunca la esencia de su origen y el arraigo con su tierra".

La segunda medalla se concedió a la Junta Local de Aracena de la Asociación Española Contra el Cáncer, en la que, desde 1989, se han responsabilizado activamente un total de 60 mujeres del municipio y 8 presidentas, en una labor discreta de apoyo y ayuda a las familias y enfermos. Recibieron la distinción la actual presidenta, Dulcenombre González, y vicepresidenta, Salud Restituto, a las que precedió la secretaria y presidenta durante cuatro años, Ana Loli Soriano, que cerró su presentación con un emotivo gesto, que puso en pie a las 22 voluntarias actuales y a todo el teatro, al sonar el que se ha convertido en un himno para la AECC, el famoso 'Resitiré' del Dúo Dinámico.

Guerra destacó de la Junta Local de Aracena el valor de "ser mujeres que realizan una labor impagable, con una especial sensibilidad y enorme respeto, sin dar ninguna batalla por perdida, además de su colaboración con el resto de entramado asociativo aracenense y participación activa en el Consejo Municipal de Bienestar Social y Salud". En vísperas del Día Mundial Contra el Cáncer, 4 de febrero, Aracena les rindió este merecido homenaje público "por su compromiso, dedicación, generosidad y empatía, esperando que el agradecimiento de su pueblo y vecinos, sea estimulo y aliento para continuar hasta el día de la victoria sobre la enfermedad". Asimismo, la medalla trasciende a todas las personas que la enfrentaron y enfrentan, en palabras del alcalde y la presidenta.

En su discurso de clausura, el alcalde afirmó que a los receptores de las medallas les une la importancia y el valor de la ciencia, "a la que Rafael Márquez ha dedicado vocacionalmente su vida y donde la vida se abre camino frente al cáncer, pues en ella residen las respuestas a los enigmas que nos plantea".

Las Medallas de Aracena, que en otras ocaciones ha reconocido el servicio público, el emprendimiento, la educación, las artes o las tradiciones, en este 2020 son "tributo al talento y la solidaridad, así como elogio a la ciencia, como eje del progreso humano y una reivindicación en la necesidad de promoverla en la educación de nuestros niños y, aún más, nuestras niñas", concluyó Guerra.

El acto abrió y clausuró con la actuación musical de un quinteto de clarinetes de profesores del Aula Municipal de Música Ian Murray de Aracena y miembros de la Banda Municipal, que ofrecieron los himnos de Andalucía y nacional como cierre protocolario.