Aracena se hace eterna en la pintura de José María Franco

Múltiples muestras de cariño al pintor que eligió Aracena para vivir y morir, pero especialmente para pintar, en la inauguración de su exposición "Aracena eterna"

Descargar Pdf

La exposición que el pasado jueves, 4 de agosto, inauguró Aracena en la Sala de Exposiciones del Teatro era una ilusión y deseo para el pintor, recientemente fallecido, José Mª Franco. En ella, se muestran todas las pinturas que el artista onubense dedicó a su pueblo elegido para vivir desde su llegada, eternas acuarelas de los otoños serranos, castañares de ocres y sitios del agua, hasta los creados en los últimos días de su vida, rozando abril de 2016, imágenes, alguna inacabada, de la Iglesia Prioral del Castillo de Aracena.

"Aracena eterna" sorprendió a todos en su apertura, bajo el comisariado de su hijo, el escultor Alberto Germán Franco, por su montaje, organización y sobre todo por la selección exquisita y cronológica de la pintura de José María en Aracena, quien sin duda la hizo eterna en sus lienzos.

Un rendido homenaje al artista esta exposición en cuya inauguración fueron muchas las muestras de cariño y aprecio de los aracenses y otros vecinos serranos. Sonó la música y los versos dedicados, junto a los elogios por parte del alcalde de Aracena, Manuel Guerra, quien destacó el papel que jugó José María Franco al "democratizar" la cultura en Aracena, ya que sus pinturas llegaron a todos a través de sus múltiples colaboraciones en carteles, calendarios, revistas y otros medios de transmisión cultural que pusieron al alcance de todos pinturas de tan alta calidad como las suyas.

Miembro de la Academia Iberoamericana de La Rábida, fundador de la Asociación de Acuarelistas de Andalucía, miembro de la Academia de las Artes y Letras de Portugal y Medalla de Oro de la Universidad de Huelva, José María Franco fue sobre todo hombre de gran corazón y generosidad, fuente de sabiduría y mecenas de la cultura.

"Aracena eterna", más que un adiós es un hasta siempre, de José María a su pueblo y de su pueblo a José María. No pierdan la oportunidad de contemplarla hasta el 29 de agosto, de miércoles a domingo, salvo festivos, de 20 a 22 horas, en la Sala de Exposiciones del Teatro Sierra de Aracena.