Aracena constituye su nuevo Ayuntamiento en un marco singular, la Iglesia de Santo Domingo, y vuelve a proclamar como alcalde a Manuel Guerra

El alcalde socialista cumplirá, el próximo 17 de junio, veinticuatro años en la alcaldía de Aracena

Descargar Pdf

La Iglesia de Santo Domingo ha sido el lugar elegido, bajo el acuerdo de todos los partidos políticos que obtuvieron representación en los pasados comicios de mayo, para celebrar el Pleno de Constitución del nuevo Ayuntamiento de Aracena. Un espacio singular, de uso cultural y no religioso, con vínculo especial para el elegido alcalde, el socialista Manuel Guerra, que nació, creció y sigue siendo vecino del histórico barrio aracenense de Santo Domingo.

El pleno de investidura de Aracena ha contado con la anécdota de la ausencia de la número uno de Izquierda Unida, Nuria Bonilla, por problemas familiares, y el consecuente voto nulo de su número dos, Ana María Ruíz, quien, por error o desconocimiento, emitió su voto para Bonilla, que al no estar presente no podía ser votada, según indicó el Secretario Municipal, Antonio Fernández.

Por lo demás, el pleno se ha desarrollado sin sorpresas, con la proclamación, por mayoría absoluta (7 votos) de Manuel Guerra González, que cumplirá, según él mismo ha recordado en su discurso, el próximo lunes 17 de junio, veinticuatro años en la alcaldía de Aracena. 

En el Equipo de Gobierno repiten todos los concejales de la anterior legislatura, excepto Carmen Jurado que deja su lugar a José Guerra, nuevo en el equipo. El alcalde ha agradecido a la compañera que despide su aportación, así como al resto de concejales que se marchan, ya que la oposición se renueva por completo en Aracena, con notables cambios. 

La segunda fuerza estará liderada por Juan Carlos Quiñones, de Independientes, que se acompaña de Mónica Sánchez, ambos nuevos en el panorama político local. Éste ha lanzado un discurso contundente, con afirmaciones como “la oposición la marca quien la ejerce y no quien la soporta” y afirmando iniciar su camino político “desde el ideal del municipalismo, poniendo la semilla de la libertad y el sentido común”. 

Izquierda Unida, tercera fuerza, ha disculpado la ausencia de su portavoz, y declarado su intención de “hacer del diálogo y la participación nuestra seña de identidad”, ha afirmado Ruiz, que también se estrena en política.

En el Partido Popular destaca la renuncia, hace unos días, al acta de concejal, del líder local desde 2009, Íñigo Amián. Su puesto lo ha ocupado hoy Carmen Bustamante, que llega a la política local con el ruego para el alcalde de “escuchar a la oposición y tener en cuenta sus opiniones, en contra de agotar a las contrarias fuerzas políticas”.

Ciudadanos ha entrado a formar parte de la nueva Corporación, representado por el concejal Alfredo Martín, quien ha anunciado su “compromiso de esfuerzo y trabajo en la futura legislatura, desde una actitud constructiva y dialogante”. 

Martín ha sido precisamente el encargado de entregar el Bastón de Mando al alcalde, por ser el miembro de mayor edad de la Corporación, según nombramiento previo de la Mesa de Edad, representada en el otro extremo por José Antonio Alcaide, el número 7 del PSOE y miembro de menor edad. 

La portavoz del Partido Socialista y primera Teniente Alcalde, Silvia Durán, ha dirigido sus palabras a la historia del socialismo en Aracena y su trayectoria, destacando las políticas de igualdad desde el año 87, en el que juraron cargo las dos primeras mujeres concejalas del gobierno aracenense. 

El alcalde, Manuel Guerra, ha recordado a los concejales y alcaldes de los 40 años de democracia municipal y ha declarado su compromiso de “garantizar la dignidad de Aracena y su Ayuntamiento, desde el diálogo y el respeto, con la voluntad de unir, conciliar y tender puentes, lejos de los extremismos, la ideología del rencor, el odio y la mentira”. Guerra ha puesto en valor la decisión de los aracenenses en las urnas, diciendo “Aracena ha reivindicado la experiencia”, y ha hecho afirmaciones como “no lidero para ir en contra de nadie” o “seguiré siendo un alcalde de orejas grandes y oídos abiertos”. El cierre de su discurso ha sido muy emotivo, con recuerdo emocionado por su parte para su maestro Juan Luis Villa, recientemente fallecido, “quien me inculcó mi pasión por la política” y para sus padres. Ha concluido con un mensaje directo a los ciudadanos: “Aracenenses, juntos hemos hecho cosas importantes y juntos vamos a seguir haciéndolas”. 

El pleno ha contado con el calor de un público de allegados, afiliados, familiares y amigos que han llenado el acogedor espacio de la iglesia dominica.