30 jóvenes de Aracena cuentan con becas municipales por un valor de casi 40.000 euros para continuar o retomar sus estudios en este curso

Ya han sido entregadas resoluciones que oscilan entre 200 y 1.500 euros, según los gastos acreditados y la situación socioeconómica

Descargar Pdf

El alcalde de Aracena, Manuel Guerra, y la Concejala de Educación, Ana Torres entregaron el pasado viernes, 26 de octubre, las resoluciones correspondientes al Bono de Ayuda al Estudio del Ayuntamiento de Aracena para el curso 2018/19. Una iniciativa que se pone en marcha por quinto año consecutivo, con el objetivo de evitar que, por motivos económicos, aquellos estudiantes que han finalizado la enseñanza obligatoria abandonen sus estudios y su proceso de formación, ante el recorte de las becas del Ministerio de Educación, aplicado por el anterior Gobierno de la Nación, y la insuficiencia de recursos por parte de sus familias. Desde su puesta en marcha, el Ayuntamiento ha concedido un total de 199 ayudas al estudio, por un montante de 162.550 euros.

Tras la convocatoria pública y la comprobación de los requisitos exigidos, han resultado beneficiarios del Bono de Ayuda al Estudio 2018 un total de 30 jóvenes aracenenses, que recibirán ayudas que oscilan entre 200 y 1.500 euros, según los gastos acreditados y la situación socioeconómica, para conceptos como transporte, adquisición de libros y material escolar, alojamiento o manutención, sumando en conjunto un total de 39.850 euros. Hay becas a fondo perdido, pero hay otras a devolver (en el caso de percibir las del Gobierno) y esos fondos se siguen destinando a este programa, lo que permite dar ayudas de mayor cuantía y llegar a más personas.

Las cantidades concedidas se otorgan, además, en función de si los jóvenes cursan sus estudios en el IES San Blas (4) o fuera del municipio (26), algunos en Valverde, Riotinto, Huelva, Sevilla o Granada, a ellos destinadas las ayudas de mayor cuantía.

El alcalde, Manuel Guerra, se refirió a esta iniciativa municipal como “una muestra más del compromiso que tiene Aracena como Ciudad Educadora en todos los ámbitos de la enseñanza y en la reglada y postobligatoria, hemos recibido el premio EducaCiudad de la Consejería de Educación dos veces”. Además, aseguró que se va a seguir apostando por este programa en cursos sucesivos y que la cuantía se irá modulando para intentar que nadie que reúna los requisitos de renta y académicos se quede fuera y que las ayudas se mantengan en unos niveles útiles. “Es muy satisfactoria la notable aceptación que tiene esta iniciativa en la que el Ayuntamiento de Aracena es de los pocos que destina recursos de este tipo a favorecer y facilitar que los jóvenes de Aracena y sus aldeas puedan cursar sus estudios y no tener que abandonarlos o hacerlos de forma precaria”, afirmó Guerra.