La Zulema

Fuente_Zulema

La fuente de la Zulema está ubicada en el borde sur del núcleo de Aracena, en la salida a Sevilla desde la conocida Gruta de las Maravillas. Lugar donde asienta un manantial, que ya en época musulmana era aprovechado. Con los años, éste fue habilitado como fuente.

Existen escritos del siglo XVI que hablan de ella como una fuente ya consolidada, pero se cree, que no será hasta el siglo XVIII  cuando toma una forma parecida a la actual, con muros que delimitan su extensión y un frontis axial rematado por una pequeña estructura de forma triangular.

En el año 1772, se coloca en la fuente un cuadro de azulejos con la imagen de Nuestra Señora de la Salud, que a mediados del siglo XX será sustituido por otro del mismo material, que rememora  la leyenda de José Nogales que hace mención a dicha fuente. 

Esta fuente tuvo pilas, abrevadero y un lavadero anexo.

Los lavaderos de la Fuente de la Zulema son muy antiguos. En el año 1926, se acuerda hacer lavaderos individuales con el fin de evitar contagios, ya que los lavaderos que existían en aquel momento consistían en depósitos donde las mujeres lavaban la ropa sin desagües adecuados.

A día de hoy, aún pueden observarse los restos del abrevadero y lavadero suprimidos por su falta de uso.

El Ayuntamiento de Aracena ha llevado a cabo, recientemente, un proceso de rehabilitación y recuperación de la fuente de la Zulema y su entorno.

 Con esta reforma, se ha creado un nuevo sistema de canalización de agua, capaz de abastecer los dos caños que componen el conjunto de la fuente. Ha sido necesario colocar un nuevo empedrado, y unas rejillas que permiten que el agua fluya hacia el “abrevadero” para una vez allí darle salida hacia cultivos y campos.

Por otro lado, se ha cambiado de sitio la entrada del recinto amurallado que delimita esta fuente, con el fin de evitar la invasión de suciedad proveniente de un desnivel cercano.

La Zulema se ha convertido en un área de descanso y disfrute, recientemente, se ha construido una zona de merenderos y cuenta con bancos circulares alrededor de algunos árboles.

Ésta ha sido repoblada. Nogales, Acacias Negras y Catalpas junto con Adelfas, Tipuanas y Madreselva, son algunas de las especies que componen dicho entorno. Un entorno lleno de historia, vegetación y tranquilidad, con maravillosas vistas al castillo.

Hablamos de un lugar donde el sonido del agua de la Fuente acompañado del canto de los pájaros, hacen de él un rincón donde reina la armonía y tranquilidad, un rincón digno de visitar.