Galeruca del Olmo

hoja_larva

La Galeruca del olmo es un coleóptero perteneciente a la familia Chrysomelidae que se alimenta tanto en estado larvario como adulto de hojas de olmo.

Mientras los adultos agujerean las hojas, las larvas devoran con gran voracidad el parénquima verde, respetando la epidermis del reverso y dejando intactas las nerviaciones. A consecuencia de esto, las hojas adquieren un color marrón semitransparente.

Este insecto, concretamente un escarabajo, está en fase latente o hibernando durante los meses de octubre a finales de mayo. Hibernan en las grietas de la corteza del tronco o entre la hojarasca seca del suelo. En primavera, con las primeras brotaciones, los adultos salen de sus refugios y comienzan a alimentarse de las hojas. En poco tiempo se reproducen, pudiendo plantar cada hembra hasta 30 huevos detrás de una sola hoja. De esta forma, se generan larvas que por metamorfosis dan una segunda generación de adultos, que o bien se esconden para pasar el invierno, o si les da tiempo repiten el ciclo reproductivo y serán sus hijos adultos los que se esconderán en huecos del tronco, cobertizos, muros de piedra... para pasar la temporada fría.

El bicho del que hablamos, en la fase adulta es de color verde amarillento con bandas negras longitudinales en los élitros, mientras que en el estado larvario, recién eclosionada, es negra y conforme se va alimentando, se va aclarando entre verde y amarillo presentando oscuros tubérculos a lo largo de sus anillos.

La Galeruca del olmo no provoca la muerte del árbol, pero si transmiten un hongo (Ceratocystis ulmi) muy mortífero para los olmos; esta enfermedad es conocida como la Grafiosis del olmo.

Para combatir dicha plaga debemos aplicar un tratamiento químico sobre los olmos. Este tratamiento se fijará en primavera, con la brotación, cuando los adultos invernantes suban a la copa para alimentarse y en  verano, contra las larvas.

Según poblaciones puede ser recomendable tratar en ambos periodos.

Dicho tratamiento debe aplicarse sobre la copa y el tronco. Cuando no existan medios que permitan realizar el tratamiento sobre la copa dada la altura de los ejemplares, se puede optar por un tratamiento sobre la corteza. El momento adecuado es cuando las primeras larvas bajan por el tronco para pupar en el suelo.

Resulta de gran utilidad realizar un seguimiento de poblaciones para determinar el momento exacto en el que realizar ambos tratamientos.

Existen diversos productos útiles para el trato de la Galeruca.